14 de octubre de 2010

Pensemos, amigos (Fahrenheit 451)

Dale a la gente concursos que puedan ganar recordando la letra de las canciones más populares, o los nombres de las capitales de Estado, o cuánto maíz produjo lowa el año pasado. Atibórralos de datos no combustibles, lánzales encima tantos «hechos» que se sientan abrumados, pero totalmente al día en cuanto a información. Entonces, tendrán la sensación de que piensan, tendrán la impresión de que se mueven sin moverse. Y serán felices, porque los hechos de esta naturaleza no cambian. No les des ninguna materia delicada como Filosofía o Sociología para que empiecen a atar cabos.

5 de octubre de 2010

Explicando la cardinadinalidad de una ternaria (con Hanna Montana)

Ejemplo de ayer por la tarde, en una de mis clases de Ingenieria de Software:


Tenemos esta asociación ternaria entre Artista, Canción e Instrumento. Un artista puede tocar uno o más instrumentos en una canción. Un instrumento sólo puede ser tocado por un artista en cada canción.

Vamos a hablar de las cardinalidades mínimas de la asociación. Empecemos por el extremo instrumento.

Si ponemos una cardinalidad mínima de 1, significaría que, para cada pareja del producto cartesiano de Artistas y Canciones, debería haber, como mínimo, un instrumento.

Eso significa que Hanna Montana estaría obligada a tocar el ukelele en la canción Master of Puppets. Cosa que no debería poder pasar jamás por nuestra propia salud mental. Así pues, la cardinalidad mínima de ese extremo de la asociación es un 0.


Qué ejemplos nos tenemos que inventar los profes, gensanta!