25 de julio de 2008

Mujeres en la ingeniería (mantando el tema)

Después de una conversación con Irina, he decidido matar el tema de las mujeres e ingeniería haciendo público lo que le he dicho a ella.

En primer lugar, me parece que queda meridianamente claro que el post está redactado desde el sarcasmo. Lo lamento si no se ha interpretado así. Desde luego, pensaba que se entendería perfectamente.

En segundo lugar me parece un tanto triste que tan poca gente haya entendido el significado real de las 4 respuestas que se proponían. Por si acaso, las explico:

En la primera se hablaba de la visión de la informática en la sociedad, sobre cómo perciben la profesión desde fuera del sector.

La segunda trataba sobre la visión de la mujer en la sociedad. Sobre cómo la mujer ha sido tradicionalmente relegada a determinadas tareas o trabajos sólo por el hecho de ser mujer.

En la tercera respuesta no versaba sobre la capacidad de sacrificio de la mujer, sino sobre la del hombre. La mujer ha sido perfectamente capaz de asumir tareas de elevada responsabilidad en la empresa, pero el hombre no ha sido capaz hasta ahora de preparar la cena para su familia. Ese hecho comporta que haya un porcentaje de mujeres que no quieran otra cosa que tener un trabajo que les permita compaginar su vida profesional y personal. En la informática, esto es especialmente complicado, dados los horarios de muchas empresas consultoras (horarios partidos que acaban a las 7 de la tarde, por ejemplo). Por cierto, estos datos están extraídos del programa DONA de la UPC.

Finalmente, en la cuarta se reflejaba el papel de la educación machista y patriarcal que se impuso hace 60 años. Si esto no ha quedado claro, es que no se ha leído la respuesta.

En definitiva, mis respuestas eran:
a) Por la visión distorsionada de la profesión en la sociedad. Como bien decía Eugenia, no se saben cuáles son las funciones de un informático.

b) Por la aún existente tradición de que las mujeres se tienen que dedicar a algo "asistencial". Tal como digo en un comentario del post, durante el franquismo las mujeres estaban limitadas a unas pocas profesiones, a las que se les podría aplicar ese adjetivo, sin duda.

c) Porque, nos guste o no (que a mi no me gusta), los hombres no podemos parir. Eso hace que mujeres acaban siendo madres. Lo que significa que, si sus parejas no colaboran en casa, las tareas de madre trabajadora se hacen extremadamente duras. Preguntaos por un momento cuántas mujeres están dispuestas a dejar su profesión por sus hijos. Y ahora reformulad la pregunta con los hombres.

d) Porque el factor educativo es crítico. Las personas que habéis leído el comentario anterior sois unas privilegiadas, especialmente si sois mujeres, porque habéis podido estudiar una o más carreras (técnicas). Me gustaría saber a qué porcentaje de niñas se les impone jugar a las cocinitas y se las reprime si juegan con un scalextric. De igual manera, me gustaría saber a qué cantidad de niños se les dice que "eso es de maricas" cuando juegan a las cocinitas.

En definitiva, sigo pensando que las 4 respuestas son acertadas. Me ha sorprendido la poca capacidad de abstracción que se ha demostrado en determinados comentarios.

Igualmente, me han sorprendido muchas respuestas. Me parece que algunos comentarios hacen muy poco bien a la mujer.

Ale, ahí queda.