27 de julio de 2008

Canalizar y Cancelar

Hace un par de años conocí a Afterburners, inc, una empresa formada por pilotos de combate de los países de la antigua Commonwealth, con sede en USA y cuyo CEO es instructor de vuelo de combate en F-15.



Creo que ya he hablado de ellos alguna vez en este blog (también en mis clases presenciales), pero por si acaso, diré que es una empresa especializada en cursos y seminarios de formación para empresas, dinámicas de grupo y teambuilding. Entre sus clientes están 100 de las 500 empresas más importantes según la revista Fortune.

En uno de sus eventos de habla del silent killer o "asesino silencioso", el asesino de proyectos, aquello que mata la productividad y que hace que los proyectos fracasen y que se llama:

TASK SATURATION / TASK OVERLOAD

Es decir: la saturación o sobrecarga de trabajo.

Cada persona se enfrenta a la saturación/sobrecarga de trabajo de manera distinta, pero hay dos patrones que se repiten: la cancelación (cancelling) y la canalización (channelizing).

La primera de ellas (cancelación) consiste en "explotar" y dejarlo todo. Es (exagerando, no quiero más malentendidos) aquella situación en la que una persona "no puede más" y va a hablar con su jefe llorando a decirle que no puede acabar el trabajo porque está saturado y que necesita unos días de descanso.

La segunda (canalización) consiste en centrarse exclusivamente en un punto en concreto del trabajo, en una tarea, dejando de lado el resto de su ámbito profesional (y muchas veces personal). Es la situación en que, cuando a alguien le preguntas cómo le va, te dice "no me molestes, que estoy muy liado con esto".

Ambas situaciones son nefastas para la persona y, por extensión, para la gestión del proyecto y para el resto de personas del equipo. Por eso es necesario combatir la saturación/sobrecarga de trabajo mediante tres técnicas de las que algún día hablaré y que son Checklists, Crosschecks y Check Six. Estas técnicas deben ser aplicadas tanto por los gestores de los proyectos como por los empleados/as de cualquier nivel si no quieren que acabe pasando esto:



Pero si hay una de las dos formas de enfrentarse a la saturación/sobrecarga de trabajo es la canalización. Cuando una persona reacciona de esa manera, puede llegar a dejar de lado de los aspectos importantes de su vida, como son sus amigos, su familia o su pareja. Esto ocurre, especialmente, cuando la situación de sobrecarga de trabajo dura en el tiempo (meses, años...). Y eso no es sólo malo para el proyecto y la organización, sinó también para la persona porque en el medio plazo, los problemas laborales se convierten en personales y, como la persona no está "fina", rinde menos en el trabajo y... círculo vicioso.

Yo, personalmente, canalizo. Y eso me ha hecho cometer algunos de los peores errores de mi vida. Así que para evitar liarla aún más, he decidido aplicarme el cuento. El viernes que viene me cojo vacaciones.

A la vuelta, recupero Gestión de Sistemas Informáticos en la universidad. Y la mitad de las clases serán a base de podcasts y screencasts. Y explicaré cosas como éstas. ¿Os apuntáis a mis clases?